Manchester United enfrenta una cruda tormenta fuera de la cancha luego de que una de sus jóvenes estrellas, Mason Greenwood, fuera arrestado por presunta agresión y abuso contra su ex novia, razón por la que el club tomó una firme determinación.

El mundo del deporte se llevó una fuerte sorpresa cuando la modelo Harriet Robson compartió terribles registros en fotos y audios del futbolista seleccionado de Inglaterra, dando cuenta de la violencia que ejercía sobre ella.

La denuncia escaló rápidamente y el futbolista de 20 años fue arrestado bajo cargos de violación y agresión y fue puesto en custodia policial para un posterior interrogatorio.

Los de Old Trafford reaccionaron rápido y anunciaron que "Mason Greenwood no volverá a entrenar ni jugar partidos hasta nuevo aviso".

Sin embargo en las últimas horas la escuadra de Cristiano Ronaldo tomó una nueva decisión en torno al caso, y de acuerdo a lo revelado por un vocero del club a The Sun, los hinchas tendrán oportunidad de deshacerse de la camiseta de Greenwood.

"Un portavoz del equipo (Manchester United) confirmó que los aficionados podrán cambiar sus camisetas actuales por una nueva con el nombre de un jugador diferente", aseguró.

De esta manera, y mientras continúa la investigación, el futbolista de los Diablos Rojos comienza a perder apoyo no sólo de su elenco en Premier League, sino también el abandono de su ahora ex auspiciador, Nike, y de los hinchas del Teatro de los Sueños.