Las finales continentales tendrán el ritmo Brasil. Así se ha definido, luego de que se jugaran las semifinales de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana, donde avanzaron solo equipos de ese país quienes chocarán en definición única, respectivamente, en Montevideo, Uruguay.

Es que la hegemonía que ha mostrado Brasil en el último tiempo le saca ventaja a todos los restantes países, incluído Argentina, que lo hace ser el rey a nivel de competiciones de equipos.

La Copa Libertadores será definida entre Flamengo y Palmeiras, en un encuentro programado para el 27 de noviembre en el mítico estadio Centenario.

Palmeiras, el equipo donde juega el nacional Benjamín Kuscevic, va por su segunda final consecutiva, luego de que en la edición 2020 derrotara a Santos -otro brasileño- en la definición jugada en el estadio Maracaná, Río de Janeiro.

Por su parte, el equipo de Mauricio Isla vuelve a una finalísima, ya que el Fla fue protagonista de la edición 2019, cuando en Lima dieron vuelta un increíble partido ante River Plate, coronándose campeones de América.

La emoción de la otra mitad de la gloria también será para los brasileños, una vez que avanzara el Atlético Paranaense y el Bragantino, a la definición que está programada para el 20 de noviembre, también en Montevideo.

El Bragantina, club que tiene al chileno Claudio Maldonado como ayudante del técnico Maurício Barbieri, es el noveno club que llega a la definición en su primera incursión en la Sudamericana, donde solo tres lo han logrado: San Lorenzo en 2002, Cienciano en 2003 y Pachuca en 2006.

Por su parte, el Paranaense busca su segundo título luego que en 2018 derrotara a Junior de Colombia en la final.

Como se ve, el año 2021 a nivel de clubes quedará marcado por la hegemonía de Brasil en los torneos continentales de este lado del mundo, donde solo les quedaron en deuda a nivel de selección por conseguir la Copa América que se las ganó Argentina en su casa.