Un curioso, lamentable y completamente evitable hecho de violencia en el fútbol se dio en Argentina en el contexto de la Copa Sudamericana 2023, certamen donde este jueves Tigre y Sao Paulo se vieron las caras en el debut de ambos elencos en el Grupo D del torneo.

Argentinos y brasileños tienen cuentas pendientes, ya que ambos fueron protagonistas de la escandalosa final de la Copa Sudamericana 2012, donde Tigre se negó a jugar el segundo tiempo en el Estadio Morumbi al enfrentarse con las fuerzas policiales brasileñas, dando como resultado la suspensión del partido y el título para el local.

Pues bien, los hinchas de Tigre se tenían bien guardada esa final y para eso planearon un recibimiento bastante hostil para Sao Paulo a su arribo al Estadio José Dellagiovanna. Lamentablemente, la estupidez de los fanáticos fue más y al final terminaron apedreando el bus de su propio equipo.

Tal como lo lee. Los hinchas de Tigre confundieron ambos buses y lanzaron piedras al móvil que transportaba a sus propios jugadores, quienes al interior recibieron toda la furia de los argentinos pensando que eran de la escuadra brasileña.

Los mismos jugadores de Tigre subieron registros del interior del bus, pidiendo calma a sus hinchas por tan hostil recibimiento.

¿Y el partido? Terminó en 2-0 a favor de Sao Paulo, quienes llegaron con calma al estadio para quedarse con sus primeros tres puntos en esta Copa Sudamericana 2023.

Así quedó el bus de Tigre: