Una particular imagen se ha visto en los entrenamientos del Flamengo, donde una de sus grandes figuras, el uruguayo Giorgian De Arrascaeta se está entrenando con un particular guante negro en su mano izquierda.

La explicación se debe a que el volante sufrió una quemadura por el agua caliente cuando se estaba preparando un mate, lo que provocó que tuvieran que ponerle un vendaje para proteger la zona dañada.

En ese sentido, en el Flamengo apostaron porque entrene con un guante de color negro, el que el propio jugador se ha dedicado a bromear diciendo que parece de "albañil", en una fotografía que subió en sus redes sociales.

Si bien no ha tenido problema en los entrenamientos, luego de participar en la fecha FIFA con la selección de Uruguay, el cuerpo médico del Mengao confirmó su situación para el duelo de este sábado por el Brasileirao.

Los médicos determinaron que no habrá problema para que pueda jugar contra el Bragantino en el estadio Maracaná, donde se espera que también sume minutos Arturo Vidal.