Este martes arranca la vuelta de la segunda fase en la Copa Libertadores con equipos chilenos como protagonistas. Desde las 19:15 horas, Everton de Viña del Mar visita al Monagas de Venezuela con la misión de asegurar el boleto a la próxima ronda.

Luego del triunfo en la ida disputada en el estadio Sausalito, los Ruleteros viajan hasta Maturín para buscar el paso a la tercera ronda del torneo. Pero a solo horas de que el partido se dispute, una mala noticia golpea al elenco chileno.

Los viñamarinos aterrizaron en Venezuela durante la noche del domingo. Previo a ello, se sometieron a diversos exámenes PCR para descartar cualquier problema con el coronavirus. Sin embargo, los testeos le dieron un resultado desfavorable, al revelar dos contagios.

Así lo informó el club durante este lunes, dando detalles de lo ocurrido y la situación en la que están. "En la toma de exámenes PCR realizada el sábado 26 de febrero del 2022, en marco del protocolo sanitario para nuestro viaje a Maturín, Venezuela, por le partido de vuelta de la fase 2 de Conmebol Libertadores, se detectó un caso positivo perteneciente al staff técnico y un caso positivo entre los jugadores del plantel profesional".

"En el arribo al Aueropuerto Internacional José Tadeo Monagas, Maturín, Venezuela, el domingo 27 de febrero la delegación oficial de 44 persoans que viajó al duelo frente al Monagas SC, se sometió a la toma de exámenes PCR, según indica la normativa de ingreso al país de la República de Venezuela, resultado todas las muestras negativas", agregaron. Ambos casos se encuentran en buenas condiciones y bajo observación.

A cerrar la tarea en Venezuela

Everton no podrá contar con uno de sus jugadores, pero está confiado en sacar adelante la tarea en Venezuela. Y es que el resultado conseguido en la ida, donde golearon por 3-0, dejó casi lista la clasificación.

Ahora será labor del Monagas intentar acortar diferencias y así pelear por su opción de avanzar a la tercera fase de la Copa Libertadores. Lo mostrado por los Ruleteros dejó una buena impresión pero, aunque la victoria fue abultada, todavía quedan 90 minutos de juego.

En la ida, Everton se impuso por 3-0 con dos goles de Lucas Di Yorio y otro de Ismael Sosa. ¿Lograrán repetir la gracia?