Barcelona selló el bombástico retorno de Dani Alves al Camp Nou en las últimas horas. Los culés ficharon al brasileño en un intento desesperado por alzar la moral del equipo comandado por Xavi Hernández.

El lateral de 38 años acordó su retorno a España luego de estar algunas semanas libre tras el fin de su vínculo con Santos. Y aunque se rumoreaba que su futuro seguiría ligado al Brasileirao, el zaguero tenía otros planes.

Alves, que hace poco se colgó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, resignó las grandes sumas de dinero que le ofrecían en su país natal para apostar por el proyecto deportivo de su ex compañero, Xavi.

De acuerdo a lo reportado por Sport, Alves tendrá el salario fijo más bajo de toda la plantilla del Barcelona, es decir un monto de 155.000 euros, que es la cantidad base que estipula La Liga en sus bases.

Eso sí, de acuerdo a la publicación el brasileño tendrá opción de abultar su billetera en caso de ir consiguiendo las metas trazadas con el equipo.

 

"Había estado mucho tiempo intentando volver, regresar es un privilegio. Cuando me pongo las camisetas de Brasil y Barcelona me siento un superhéroe. Ahora es momento de unir fuerzas y demostrar el barcelonismo que llevamos dentro", dijo hoy el defensor.

Tras haber llegado a acuerdo total y haber superado con éxito las pruebas médicas, se espera que el veterano jugador sea presentado esta misma semana para comenzar a jugar recién en enero próximo.