Marcelo Bielsa dejó una tremenda huella en el Leeds United. El ex entrenador de la selección chilena dejó la banca del elenco inglés a principios de este año luego de haber pasado a la historia: logró el ascenso a la Premier League después de 16 temporadas.

Por eso la ciudad tiene una calle en su nombre y la afición le ha dedicado numerosas celebraciones. Y la admiración por el Loco está lejos de terminar: a seis meses de su salida, el club ya prepara otro homenaje en su nombre.

Andrea Radrizzani, presidente del Leeds United, anunció que ya se puso en contacto con el entrenador para que el centro de entrenamiento, ahora con el nombre de Thorp Arch, pase a llamarse Marcelo Bielsa Training Ground.

E incluso quiere ir más allá. "También tengo una idea que compartí con él, que es que algún día me encantaría construir una universidad de fútbol con su nombre", complementó Radrizzani en conversación con The Athletic.

El timonel del club inglés, que logró mantener la categoría pese a una difícil temporada en 2021-22, también se refirió a las razones que lo llevaron a desprenderse del técnico. Radrizzani aseguró que nunca se le pasó por la mente dejar ir a Bielsa, pero la difícil posición lo ameritó. 

"Nunca pensé en despedir a Bielsa. Nunca pensé que esa situación fuera a suceder, nunca. Era una leyenda y lo es por lo que logró, pero sentí que algo estaba roto y ahí es cuando tienes un punto de inflexión. Me di cuenta que Marcelo solo tenía una forma y que no la transaría", aseguró.

“Se lo dije cara a cara. Fue muy diferente a cada encuentro que tuve con él. En cada reunión normalmente, estaba abierto a una larga conversación. En este caso, probablemente no se lo esperaba porque siempre lo apoyé incondicionalmente. Lo vi herido y sin palabras por primera vez”, lamentó.

"Necesitábamos cambiar, necesitábamos algo para impactar al grupo. No fue fácil decidir si morir potencialmente con él o morir con otra persona", cerró.