El paso de Cristiano Ronaldo por Juventus fue más corto de lo esperado y tras tres temporadas el histórico jugador fichó con Manchester United, uno de los regresos más impactantes en el fútbol mundial. Uno lo más experimentados del equipo italiano, Leonardo Bonucci, explicó muchas cosas de estas campañas.

El defensor explicó que su presencia, a la larga, no fue del todo positivo en lo grupal. "La presencia de Cristiano nos influyó mucho. Sólo entrenar con él nos dio algo extra, pero inconscientemente los jugadores empezaron a pensar que su sola presencia era suficiente para ganar partidos", afirmó a The Athletic.

Los resultados no acompañaron a CR7 en su paso por la Vecchia Signora pese a sus grandes números. "Empezamos a quedarnos un poco cortos en nuestro trabajo diario, la humildad, el sacrificio, las ganas de estar al día con tu compañero de equipo. En los últimos años, creo que se pudo ver eso".

El zaguero confesó que como grupo no acompañaron al portugués por varios partidos. "Se daba por hecho que si le dábamos el balón a Cristiano, nos ganaría el partido. Pero Cristiano necesitaba al equipo tanto como nosotros lo necesitábamos a él. Tenía que haber una compensación", puntualizó.

Bonucci además reveló que uno de sus sueños es ser dirigido por Josep Guardiola, algo que estuvo cerca de pasar. "Lo más cerca que estuve fue en 2016, cuando casi firmé por el City. Faltaban los últimos detalles y al final la Juventus decidió no vender. Luego, cuando me fui al Milan, también pude haber ido al Manchester City pero no se dieron unas circunstancias y además ya le había dado mi palabra al Milan", manifestó.