Wanda Nara, Mauro Icardi y la China Suárez están en el medio de la polémica luego de la abrupta separación del matrimonio por una presunta infidelidad del jugador del PSG con la actriz y ex pareja del chileno Benjamín Vicuña.

La modelo y empresaria argentina quemó todo al enterarse del supuesto engaño del delantero -con quien está casada desde 2014- y no dudó en tomar sus cosas y a sus cinco hijos para dejar París y arribar a Milán alejándose de su aún esposo.

Pese a los desesperados intentos de reconciliación de Icardi, Nara pareciera estar decidida a no perdonarlo, en especial luego de que el afamado Diario Clarín de Argentina destapara los presuntos mensajes entre la China y el futbolista de Paris Saint-Germain.

De acuerdo a lo reportado, el citado medio tuvo "acceso a información que explicaría todo este desconcierto. Según personas del entorno íntimo de la pareja, es cierto que habría existido un intercambio de mensajes privados entre Mauro Icardi y Eugenia La China Suárez".

“Me gustaría encontrarte en un boliche de un lugar del mundo donde nadie te conozca”, habría escrito Suárez por interno a Icardi.

Los pícaros mensajes de la actriz, que en 2016 fue la tercera en discordia en la cruda separación entre Pampita y Benjamín Vicuña, habrían sido los causantes de la furia de Wanda Nara.

Mauro Icardi no se presentó ayer a entrenar junto a Lionel Messi y compañía en el PSG, por lo que el club decidió otorgarle licencia por problemas personales en medio del lío que tiene pendiente a toda la Argentina.

El futbolista habría volado ayer desde París hasta MIlán para buscar a su esposa e hijos e intentar arreglar las cosas, sin embargo, con la revelación de los mensajes las cosas no parecieran pintar color de rosa para el delantero.

Por lo pronto se espera que Wanda Nara quiebre el silencio en las próximas horas, ya que la empresaria tiene una entrevista pactada con la afamada Susana Giménez en los próximos días.