Wanda Nara y Mauro Icardi están en el ojo del hurcacán en la Argentina y en el mundo, luego de que estallara un escándalo por una supuesta infidelidad del jugador del PSG con Eugenia Suárez, ex pareja del chileno Benjamín Vicuña.

La modelo argentina tomó a sus cinco hijos, tres fruto de la relación su ex marido, Maxi López, y dos con su actual pareja, el artillero de Paris Saint Germain, de quien se separó apenas se revelaron los rumores del presunto engaño.

En medio del caos Icardi no se presentó a los entrenamientos del equipo que comparte con Lionel Messi, Neymar y Mbappé, y decidió intentar un desesperado método de reconciliación, subiendo fotografías con Wanda a sus redes sociales.

El delantero compartió una foto en el feed de su Instagram felicitando a la modelo por el día de la madre, y otra a sus historias donde aparece con Nara mostrando el anillo de compromiso que le dio hace años.

La acción de Icardi confundió a todos, haciendo pensar que la separación de la pareja no era real, sin embargo, Wanda se encargó de dejar las cosas en claro con una publicación que puso en evidencia a su aún esposo.

"Me gusta más mi mano sin anillo", escribió la empresaria junto a una instantánea de su mano derecha sin la lujosa joya en su dedo anular.

Wanda Nara está actualmente en Milán, a donde viajó con sus cinco hijos para alejarse de Mauro Icardi, quien se quedó en París debido a sus compromisos laborales con el PSG.

Por ahora no se sabe en qué terminará la historia entre el futbolista y la influencer, pero lo cierto es que hasta hoy el culebrón ha arrastrado y traído de vuelta a la palestra a nombres como Maxi López, Benjamín Vicuña, Pampita e incluso Roberto García Moritán, que aún debe estar tratando de entender el tremendo lío.