Deportivo Cali hace nueve meses se consagró como el mejor equipo de Colombia al ser el campeón del Torneo Finalización, de la mano de Rafael Dudamel, pero esa consagración fue el punto máximo del equipo en tiempos recientes y a partir de ahí vino una caída libre que este miércoles resultó en un triste incidente.

El cuadro azucarero visitaba a Cortuluá y al minuto 79 recibieron el tanto que los ponía abajo en el marcador por 2-0 para que luego la situación se saliera de las manos. Hinchas del equipo, prácticamente de inmediato, se pusieron extremadamente violentos al empezar a saltarse las cercas para invadir el terreno de juego.

En ese momento empezaron las agresiones del grupo de inadaptados hacia los integrantes del club verde. Una de las principales víctimas fue Teófilo Gutiérrez, de los referentes que tiene la institución en su plantilla, quien fue encarado y recibió varios golpes hasta que pudo salir de la complicada situación.

Pero, sin duda, el mayor afectado en todo lo ocurrido fue Mayer Candelo, quien es actualmente el director técnico. El exjugador que llegó a defender los colores de Universidad de Chile en 2006 fue rodeado por varios de los vándalos que le pegaron en repetidas ocasiones hasta que logró abrirse espacio hasta el camarín.

Los efectivos policiales tuvieron que intervenir para que todos los futbolistas y ambos cuerpos técnicos pudieran marcharse de la situación. El cuerpo arbitral decidió, como correspondía, finalizar el encuentro.

Deportivo Cali, que ante Cortuluá desperdicio la oportunidad de abandonar el fondo de la tabla en Colombia, tiene tan solo ocho puntos en 13 compromisos disputados. En medio de toda esta situación deberán volver a disputar un partido de local el próximo lunes cuando reciban a La Equidad.