La fecha FIFA de septiembre dejó buenos y malos resultados para las distintas selecciones del mundo que vieron acción, pero también imágenes vergonzosas. Ese es el caso de Brasil, que en su último amistoso ante Túnez vio como Richarlison fue víctima de un vergonzoso ataque racista.

Aunque parezca difícil de entender en pleno siglo XXI, a un mal llamado hincha no se le ocurrió nada mejor que lanzarle al delantero brasileño un plátano mientras celebraba después de anotar el segundo gol del 5-1 que la Canarinha le propinó a Túnez en el Estadio Parque de los Príncipes en París.

Esto obviamente generó tremendo revuelo e impacto a nivel mundial, sobre todo considerando que su compañero Vinícius Júnior venía de también ser víctima de los racistas en España, y el ariete del Tottenham decidió no guardar silencio y se lanzó con todo contra el racismo.

Tras la vergüenza mundial que se sintió por la situación, tanto la Confederación Brasileña de Fútbol como los Spurs hicieron público su apoyo al atacante carioca de 25 años. Pese a eso, ahora fue él mismo quien rompió el silencio y criticó duramente que no se estén tomando medidas ya mismo para poder frenar la violencia.

A través de su cuenta de Twitter, Richarlison lanzó: "Mientras continúe el "bla, bla, bla" y no existan sanciones, esto seguirá así, pasando todos los días y en todas partes. ¡No hay tiempo, hermano!", señaló agregando el hashtag #RacismoNao (No al racismo).

Así, ahora habrá que esperar a ver si el duro mensaje de Richarlison invitando a las autoridades pertinentes a tomar medidas contra el racismo tiene alguna influencia para que así el fútbol a nivel mundial deje de avergonzarse por culpa de aquellos incapaces de respetar.