Pablo Solari no deja de sorprender a los hinchas de Colo Colo y nuevamente fue clave para conseguir un triunfo en el Campeonato Nacional. Este domingo el Pibe fue una de las figuras en la victoria por 0-5 ante Palestino, anotando un gol y aportando con una asistencia.

El Pibe se reencontró con su mejor versión, dándole nuevos aires y ratificando por qué el Cacique hizo un tremendo esfuerzo por retenerlo en el último mercado de pases. Fundamental en ello fue Gustavo Quinteros, quien presionó para que no se fuera y así poder jugar la Copa Libertadores.

El respaldo que le ha dado el técnico de Colo Colo a Pablo Solari ha sido vital para que tome confianza y la rompa en el fútbol chileno. El DT ha levantado al argentino cada vez que ha bajado su rendimiento, transformándose en un soporte para el jugador en sus peores momentos.

El Pibe llegó a Chile en medio de la pandemia y, salvo un par de visitas, no ha logrado estar cerca de sus padres. Una situación que lo tuvo mal, tal como el propio jugador reconoció tiempo atrás, pero de la que supo reponerse para brillar dentro de la cancha.

La familia de Pablo Solari agradece el cariño de Gustavo Quinteros

La lejanía de su familia a Pablo Solari le terminó pesando y mucho al inicio de su aventura en Colo Colo. Pero gracias al apoyo de Gustavo Quinteros cada vez que lo necesito, el Pibe llegó a ser la figura que es hoy en día.

En conversación con LUN la madre del argentino, Susana Ferreyra, se mostró agradecida por el respaldo del DT a su hijo. "El apoyo de Quinteros es algo muy valioso para nosotros como padres. Somos de hablar mucho con nuestros hijos y ellos también son de consultarnos, entonces tener a alguien ahí apoyándolo es clave".

"Pablo siempre fue muy apegado a nosotros y con la pandemia se le hizo todo más difícil. Estuvo siente meses sin vernos. Pasó momentos espectaculares con Colo Colo, pero los tuvo que vivir solo porque no podíamos pasar a Chile", agregó.

Para la madre de Solari, el rol del técnico con su pequeño los deja tranquilos. "Lo que hace Quinteros es muy importante para Pablo y para nosotros. Es la contención que necesita un pibe joven. Es algo hermosísimo. Fíjate que cuando ha tenido bajones, Quinteros no le ha soltado el brazo. Eso lo reconforta y le levanta la autoestima. Estamos totalmente agradecidos".

Finalmente reveló que vienen rumbo a nuestro país para celebrar los 21 de su hijo. "Justo estamos en medio del viaje a Chile. Nos detuvimos en Mendoza para ver a nuestro hijo, Santi, y este lunes continuamos. Pablo está de cumpleaños el martes y la idea es pasarlo con él", cerró.