Miguel Ramírez es uno de los entrenadores que en este inicio de Campeonato Nacional deberá ver los toros de la barrera pues luego de su salida de O'Higgins, pese a cumplir el objetivo de mantener la categoría, espera por alguna oportunidad de volver a los banquillos en la temporada que se avecina.

Como un referente histórico de Colo Colo, el presente albo suele ser tema de conversación y es optimista con lo que ocurrirá, por lo que ve con buenos ojos el plantel que se ha conformado incluidos con los fichajes como los de Cristián Zavala, Esteban Pavez y Juan Martín Lucero.

El exfutbolista espera que los de Gustavo Quinteros cumplan con las expectativas que tienen previo al comienzo de campaña. "Lo importante es que tienen una muy buena base y los jugadores que se incorporaron le van a dar ese empuje necesario para ser un equipo más competitivo de lo que era", dijo a Redgol.

El entrenador hizo un balance de lo que vivió con los de Rancagua. "En cuanto a lo que tratamos implementar en O'Higgins, pudimos darle una identidad al equipo, hacerlo jugar lo más parecido a lo que pretendíamos, teniendo en consideración que no era un plantel que nosotros habíamos armado y que tenía como objetivo salvar la categoría", puntualizó.

Ramírez, sin embargo, acepta la salida de O'Higgins y ahora mira para adelante. "La idea es esperar tranquilo, hay que dedicarse a ver fútbol, conversar mucho con gente de fútbol. Una vez que los equipos vuelvan al trabajo semanal la idea es conversar con algunos entrenadores. Seguimos a la espera, lo importante es mantenerse activo", indicó.