Inter de Milán sigue firme intentando alcanzar a los líderes de la Serie A. Este domingo el elenco nerazzurro sumó un triunfo más que importante ante el Napoli por 3-2 para acercarse cada vez más a la cima de la tabla de posiciones.

El equipo dirigido por Simone Inzaghi animó un gran partido en el estadio San Siro y logró asegurar tres puntos de oro en su lucha por volver al primer lugar. Con Arturo Vidal sumando minutos, se quedaron con la victoria en su casa y con su gente, para seguir soñando con cerrar el año en lo más alto del Calcio.

Ventaja "imitando" a Alexis Sánchez

Napoli ha sido uno de los equipos más regulares de la temporada y se ha mantenido en lo más alto junto al AC Milan durante varias semanas. Y con el cartel encima, salieron con todo a buscar el triunfo hasta encontrar la apertura de la cuenta, que puso las cosas más difíciles para el Inter.

En el 17’ Piotr Zielinski anotó el 0-1 con un golazo. El balón le quedó servido al limite del área, donde sacó un zapatazo inatajable para Handanovic. Aunque los locales no tardaron en responder con Hakan Calhanoglu, quien a los 25’ anotó desde los 12 pasos luego de un penal sancionado por el VAR, que acusó una mano de Kalidou Koulibaly tras un remate a portería.

El empate levantó al Inter, que estaba obligado a ganar para acortar distancias en la tabla. Y fue antes del término de la primera mitad que pasaron adelante en el marcador con Ivan Perisic. Un tiro de esquina de Calhanoglu en los 44’ se fue cerrando cada vez más, como el de Alexis Sánchez ante Paraguay, encontrando la cabeza del croata para empujar el balón y hacerlo entrar con lo justo a la portería de Ospina, quien reaccionó pero tarde.

 

Sufriendo con golazos y cabezazos

Napoli no bajaría los brazos tan fácil y saldría al complemento a buscar el triunfo a toda costa. Esto se reflejó en los ataques constantes y accidentados, como lo que pasó con Víctor Osimhen que fue a buscar un cabezazo e impactó en el área con Milan Skriniar, lo que lo obligó a salir de la cancha.

Las cosas estaban cada vez más complejas para ambos equipos, pero en el 61’ el Inter dio otra estocada. Lautaro Martínez anotó el 3-1 de la tranquilidad hasta ese momento, aunque la visita seguiría buscando.

En el 78’ los Azzurri tuvieron su premio consiguiendo el 3-2 con Dries Mertens, quien anotó un golazo a distancia para acortar la ventaja. Esto hizo que se animaran a ir por el empate, presionando hasta los descuentos y con varias chances claras. Eso sí, los locales lograron mantenerse con un Arturo Vidal clave, entrando a la cancha en el 62’ y siendo clave para resistir en los momentos más complejos.

Inter de Milán consigue un triunfo de oro ante el Napoli y se mete con todo en la lucha por el liderato de la Serie A. Con 28 puntos, siguen en el tercer puesto pero presionado al Napoli y el AC Milan, líderes con 32. Cuatro puntos de diferencia entre los tres de la cima prometen un cierre de año de infarto en Italia.