Universidad de Chile deberá aplazar la fiesta de regreso al Estadio Nacional, luego de que se oficializara la suspensión del partido contra Cobresal por parte de las autoridades.

El informe de factibilidad de Carabineros para la realización de este encuentro fue negativo, debido a que le indicaron a la Delegación Presidencial que no cuentan con el contingente necesario.

Esto debido a que hay mucho personal desplegado en la V Región debido a los incendios que afectaron esa zona hace dos semanas, por lo que hace imposible garantizar la seguridad y el orden público.

Una recomendación que tomaron en la Delegación Presidencial, pues además fue similar a lo que se planteó antes del partido entre Colo Colo y Huachipato por la Supercopa que terminó en caos. Por eso, esta vez, no decidieron correr el mismo riesgo y se suspendió el compromiso de los azules en Ñuñoa.

Un golpe muy duro para la dirigencia de Universidad de Chile, que cumplió con todo lo solicitado en primera instancia e incluso accedió a bajar el aforo para que el encuentro pudiera realizarse.

Incluso en el club hicieron constantemente campañas comunicacionales llamando al orden, lo que finalmente fue infructuoso a la luz de la cancelación del evento.

Un golpe al inicio del torneo

El partido entre la U y Cobresal es el tercero que se aplaza en el comienzo del Campeonato Nacional, un asunto que incomoda en la ANFP por el tema de las reprogramaciones.

Por causa de los incendios en la V Región, se había ordenado suspender Everton contra Palestino y La Calera ante Universidad Católica. De esta forma, solamente cinco partidos se podrán jugar en la primera fecha del torneo.