La temporada de Universidad de Chile en el Campeonato Nacional no ha sido buena. Por lo mismo, no extrañaron las salidas del técnico Santiago Escobar y el director deportivo Luis Roggiero, quienes estaban apuntados a liderar un nuevo proyecto para los azules. 

Con ambos fuera, además de parte alguna de los jugadores que se trajeron como refuerzos bien cuestionados, los azules buscan remontar de la mano del uruguayo Diego López, quien tendrá una mochila bien pesada para sacar adelante.

Algo que el ídolo de la U, Sergio Vargas, asegura que sucedió por una serie de acontecimientos que se dieron en la interna del club.

"Todo esto tiene muchas aristas. El trabajo de un director deportivo en general se tiene que juzgar en el tiempo. Lo que pasa es que si en un club, con las obligaciones y pretensiones como en la U, erras mucho en muy corto tiempo, teniendo un buen presupuesto, porque la U en este mercado de pases gastó más de 3 millones de dólares. Si erras tanto, es muy complicado poder sostener algo", comentó Vargas en ESPN.

En ese sentido, el ex portero no saca la responsabilidad del ecuatoriano Roggiero en lo que sucedió en el primer semestre, pese a que muchas veces al director deportivo se le espera un poco más, porque su proyecto es más a largo plazo.

"Estamos de acuerdo que los proyectos, y un director deportivo en especial, porque el entrenador es de semana a semana, partido a partido. El director deportivo tiene que ir más allá. Si bien tiene responsabilidad en el resultado inmediato, igual tiene influencias en el plan estratégico, en los objetivos que se buscan siempre pensando en el medio y largo plazo. Tiene otras variables que el entrenador", precisa Vargas.

 

 

Por lo mismo, el "Superman" cree que la serie de equivocaciones que sostuvo el director deportivo le pasaron la cuenta, lo que deja a la U complicada, una vez más, por la tabla de posiciones.

"Cuando te equivocas mucho, demasiado y la mayoría de los jugadores no rindieron, el entrenador no le dio al equipo lo que buscaba, un nivel competitivo, sin duda que en un equipo grande se complica mucho más poder sostener. Esto está claro, Roggiero fue muy bienvenido por el ambiente futbolístico, por los hinchas y por todos. Venía con una trayectoria en Independiente del Valle, venía avalado. Pero lamentablemente aquí, en contrataciones se equivocó y no se pudo sostener. Los primeros que hicieron esa evaluación fueron los dirigentes", finaliza.