La selección chilena tendrá en marzo su próximo apretón fuerte, luego de que se confirmara que va a jugar contra Paraguay un amistoso. De esta manera, Eduardo Berizzo buscará su primer triunfo al mando de la Roja, donde sigue aceitando su idea de juego de cara a las eliminatorias para el Mundial de Norteamérica, que comenzarán en septiembre.

Un gran debate es si aún deben jugar futbolistas de la Generación Dorada, debido a que no se le está dando el recambio necesario a la selección. Y el periodista Coke Hevia se atrevió a publicar en sus redes sociales una formación donde jubila a prácticamente todos los que hicieron historia con la Roja hace algunos años.

"Si jugáramos mañana y viendo el presente de los nuestros, no sé si tenemos mucho más", manifestó en sus redes sociales donde le propuso una formación a Eduardo Berizzo, donde se mantiene la base de lo que ha sido su proceso.

Con un esquema 3-4-2-1, la formación que planteó es con Brayan Cortés en el arco, echando al olvido a Claudio Bravo. En defensa el líbero es Gary Medel, dejando como stoppers a Guillermo Maripán y Benjamín Kuscevic, debido a la lesión de Paulo Díaz que siempre es opción.

Como carrileros ubica a Guillermo Soto por derecha y Gabriel Suazo por izquierda, mientras que en el centro del campo ubica a Víctor Felipe Méndez junto a Marcelino Núñez. Arturo Vidal no aparece ni en las cómicas.

En ofensiva es donde está uno de sus grandes golpes. Esto porque además de retrasar un poco a Ben Brereton, lo ubica junto a Alexander Aravena en esa posición, por la buena actuación que muestra esta temporada en Universidad Católica.

En punta aparece Alexis Sánchez, tal como viene jugando en el Olympique de Marsella, aunque cada vez que Berizzo lo pone bien arriba en la Roja el goleador histórico tiende a retrasarse para armar juego, dejando muy huérfano a su compañero en ofensiva.

Una formación que tuvo mucha repercusión entre sus seguidores, quienes alabaron la osadía de pensar en jugadores jóvenes con buena dinámica, aunque otros critican que los tres defensores no son buena idea y que en esa formación Maripán no se siente cómodo. Cosa de gustos.