La selección chilena comenzó el proceso de Eduardo Berizzo con una dolorosa derrota ante Corea del Sur. La Roja no pudo en el inicio de la gira por Asia y cayó sin discusión por 2-0 en Daejeon ante los Guerreros Taegeuk.

El ciclo del Toto mostró una intensidad que ya ilusiona a los hinchas, pero todavía queda mucho por mejorar. Con un equipo totalmente renovado y solo con Gary Medel como referente de la Generación Dorada, nuestro país intenta encontrar opciones para el futuro.

Ya con la derrota ante Corea del Sur en el pasado, la selección chilena da vuelta la página y se enfoca en lo que será su próximo desafío. Este viernes desde las 2:15 de la madrugrada, la Roja se enfrenta con Túnez en el inicio de la Copa Kirin.

El equipo de todos tendrá su segundo amistoso en la gira por Asia, en el que intentará levantarse y dar el paso a la final del torneo. Ahí estará esperando el ganador de la llave entre Japón y Ghana, lo que marca solo duelos con rivales mundialistas.

El único partido entre Chile y Túnez hasta ahora

La selección chilena ya sabe lo que es enfrentar a Túnez, aunque el último y único registro se remonta a más de 20 años atrás. Fue en la previa del Mundial de Francia 1998 cuando la Roja enfrentó a las Águilas de Cartago.

Al mando de Nelson Acosta, nuestro país llevó a cabo una preparación que terminó con amistosos en tierras francesas. En el Stade Alexandre Tropenas de Montélimar, el equipo de todos sacó adelante una remontada en la agonía.

Luego de un duro primer tiempo y el gol de Hatem Trabelsi por un error en la defensa en el inicio de la segunda parte, la selección chilena comenzó a despertar. Fue así que a los 60' llegaría el empate gracias a Marcelo Salas, que quedó con un rebote servido en el área para definir libre y marcar el 1-1.

Parecía que la Roja se levantaba, pero Túnez volvería a golpear. En los 67', Adel Semilli se encontró un balón en el punto penal y metió una volea que dejó sin opciones a Nelson Tapia, lo que les daba el triunfo hasta ese momento.

Esto provocó a la selección chilena, que lograría dar vuelta las cosas en el final. A los 84', Iván Zamorano metió un pase militétrico al área para que José Luis Sierra se metiera solo para el 2-2, pero faltaba el broche de oro. La dupla Sa-Za se hizo presente en el 87 con gran habilitación del Matador para que Bam Bam fusilara y decretara el 3-2 final.

Chile vuelve a verse las caras con Túnez después de 24 años. Este viernes, la Roja puede estirar su superioridad o las cosas pueden igualarse. Eduardo Berizzo trabaja con todo para que sea lo primero y no lo segundo.