Fernando González ha tenido una participación alejada de los festejos en el Torneo de Leyendas de Wimbledon y este viernes 8 de julio disputó su último encuentro en la categoría de dobles masculinos, donde hizo pareja con el francés Sebastian Grosjean, y tras un amargo comienzo lograron su primera victoria.

El histórico tenista chileno con su dupla se despidieron del certamen enfrentando a la pareja compuesta por el británico Jonathan Murray y el danés Frederik Nielsen, quienes fueron campeones del torneo en dicha categoría del cuadro principal en la edición del año 2012 del tercer Grand Slam del año.

Por eso mismo es que hubo una dura batalla entre "Mano de Piedra" y Grosjean con Murray y Nielsen, la que finalizó después de dos sets con un resultado de 6-3 y 7-5 a favor del chileno y el francés, con lo que tras un amargo desempeño en el torneo británico tuvieron una cuota dulce.

Con esto, el Bombardero de La Reina terminó su actuación en el Grupo B donde brillan viejas glorias de la competencia de césped y sonrío por primera vez en un certamen que le ha sido desfavorable, ya que en sus dos primeros partidos no pudo celebrar.

En su estreno, Feña y Grosjean cayeron por 7-5, 2-6 y 4-10 ante la pareja compuesta por el austriaco Jurgen Melzer y el neerlandés Gilles Muller. Mientras que en el segundo partido lamentaron un 6-4 y 6-4 que le propinó la dupla de hermanos estadounidenses Bob y Mike Ryan.

Actualmente tiene 41 años y está retirado hace tiempo, pero lo cierto es que en su minuto Fernando González fue el máximo exponente del tenis chileno llegando a ser quinto del mundo. En su carrera ganó 11 títulos y ninguno de Grand Slam, pero en 2007 jugó la final del Abierto de Australia y en 2009 las semis de Roland Garros.