Bairon Monroy fue el tercer refuerzo de Cobreloa, que este 4 de enero tuvo su primera práctica y de inmediato se hizo sentir la altitud a raíz de la intensidad de los trabajos. Así al menos lo describió el delantero de 24 años, a quien los Zorros del Desierto presentaron como la “revelación del campeonato”.

Sobre esta sesión dirigida por Emiliano Astorga, Monroy fue sincero. “Fue un entrenamiento duro. La altura me costó un poquito, pero ya estoy mejor”, manifestó el ex atacante de San Marcos de Arica, donde anotó cinco goles en el Campeonato Ascenso 2023.

“Sentí un poquito la altitud en los labios, pero yo estuve entrenando de todos modos. De a poco me iré acomodando a eso. Estoy súper bien. Fue una práctica intensa. Cada vez me voy sintiendo mejor, para mí es todo positivo”, manifestó el ariete, quien tuvo chances de reforzar a Palestino a mediados del año pasado.

Creo que Cobreloa tiene todo súper lindo, es un club súper grande. Tiene todo lo que necesita un deportista para hacer las cosas bien. La gente que trabaja en el club me recibió de la mejor manera. También el cuerpo técnico, estoy muy agradecido”, dijo el centrodelantero que también registra un paso por Independiente de Cauquenes.

Añadió que “hay muchos grandes jugadores que tienen recorrido en primera. Eso me motiva cada vez más para ir superándome en la competencia”. Se refería a jugadores como Mario Sandoval, Francisco Arancibia y Diego González, quienes llegaron al club desde Curicó Unido y O’Higgins, como ocurrió con los últimos dos.

Bairon Monroy, el refuerzo de Cobreloa que sufrió con la altitud y quiere el título

Bairon Monroy se tiene mucha fe como refuerzo de Cobreloa, más allá del pequeño inconveniente inicial con la altitud. Pero apuesta altísimo en los Zorros del Desierto. “El objetivo acá siempre es salir campeón. Así me lo tomo”, afirmó con muchas expectativas el futbolista nacido el 14 de diciembre de 1999.

“Vengo a aportar, estoy al 100 por ciento para que estemos en lo más alto. Obviamente la gente va a exigir mucho y uno tiene que estar a la altura. Me pone muy feliz por la bienvenida de la hinchada, me han apoyado mucho”, apuntó también el ariqueño.

Por cierto, tiene una amistad en la plantilla loína que le ha servido para alivianar la carga que significa el proceso de adaptación. “Nico (Orrego) es amigo mío desde Arica. Tenemos buena comunicación: me ha ayudado a llegar a entrenar, me ha dicho dónde tengo que moverme. Ha sido un gran apoyo acá en Calama”, cerró Monroy.

¡Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News!