Jaime Valdés comenzó su carrera profesional en Palestino y bajo la tutela de Manuel Pellegrini. Pero su historia en el cuadro árabe comenzó mucho tiempo antes de aquel estreno con el primer equipo de la mano del DT chileno más exitoso de la historia.

Una ligazón con los Baisanos que mucho tuvo de una mentira piadosa. De cierta información que Valdés no manejaba en aquel momento. Un dato clave que nadie le contó. Y quién sabe si sirvió o no, pero pasó el examen sin mayores inconvenientes.

“Soy de la comuna de El Bosque. Siempre jugábamos con amigos en la calle. Estaba todo el día. Era un apasionado a temprana edad. Un día, el papá de un amigo nos invitó a jugar fútbol en La Cisterna. Yo voy como siempre”, describió el Pájaro en una conversación a fondo que tuvo con DaleAlbo. Pero se llevó una sorpresa gigante.

De todos modos, siguió adelante con esa experiencia. “Vamos, jugamos y al final ese partido de fútbol era una prueba en cadetes de Palestino. Yo no sabía, iba a jugar fútbol. Tenía 10 años, no sabía que había cadetes de fútbol o habría ido a otro equipo”, reconoció. Y cómo no: es hincha fanático de Colo Colo.

“Me iba a divertir como todos los días. Una tarde fuimos a una prueba de jugadores. Jugué, los profesores de esa época me llamaron a conversar. Fueron a mi casa, hablaron con mis papás que yo tenía condiciones para jugar fútbol y querían inscribirme. Fui el único que quedé de siete amigos que fuimos. Les dije que no iba a poder venir si no venían amigos míos y dejaron a dos más”, añadió. Que le dieran el ok a esa exigencia es una prueba del talento que vieron en él.

Jaime Valdés repasa su debut en Palestino con Manuel Pellegrini de DT

Jaime Valdés tuvo su estreno en Palestino porque Manuel Pellegrini apostó por él. Lo recuerda casi a la perfección, pese a que admite no tener buena memoria. “Llegué muy niño. Empezar desde chico, los tiempos son muy largos. En algún momento quise aflojar, parar un poco. Empecé a entrenar hasta los 14 años, eso era un desgaste. Pero sabía que tenía condiciones”, rememoró.

“Todos me lo decían y yo lo veía cuando jugaba. Decidí seguir y creo que fue la decisión correcta. Tuve que esperar siete años para debutar en el primer equipo A los 17, Manuel Pellegrini me invita a la pretemporada y me hace debutar en un partido de Copa Chile contra Deportes Concepción”, aseguró el Pájaro Valdés, quien también retiene el mensaje posterior del Ingeniero.

Uno no muy bueno, aunque una lección importante para el futuro. “En el partido que me hizo debutar entré y perdí las primeras tres pelotas. Llegó la semana de entrenamiento y me dijo ‘bueno, ¿qué le pareció el debut?’. Difícil, estuvo complicado’, le dije”, contó el ex Lecce y Atalanta de Italia.

“‘Perdió los primeros tres balones’. Le dije que sí, que estaba nervioso. ‘Es normal, no te preocupes. Lo importante es entrar concentrado, así perderás un balón y no tres’. Se portó muy bien conmigo y me hizo debutar, siempre estaré agradecido de él”, cerró Jaime Pajarito Valdés, quien alista su último vuelo.

¡Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News!