Audax Italiano esperó más de un año por volver a ser local La Florida. Y lo hizo de manera feliz ante Everton el fin de semana pasado, donde venció por 1-0. Por lo mismo estaba la esperanza en Copa Chile, ante Universidad Católica, de poder repetir la buena actuación.

Esa ilusión de los audinos en el comienzo del partido se esfumó de inmediato. No por el mal juego del equipo, que ni siquiera alcanzó a asentarse en la cancha, pues apenas partieron se produjo un apagón en el reducto la sureña comuna de Santiago.

Los itálicos alcanzaron a dar un par de pases hacia atrás cuando a los 10 segundos las luminarias se fueron a negro, literalmente. Un hecho muy anecdótico que incluso los entrenadores aprovecharon para bromear.

"Paga la luz", le dijo Ariel Holan a Juan José Ribera, que solamente le contestó con una sonrisa pues no sabía qué responder ante el inconveniente que se vivía en el recinto. Mientras tanto, los hinchas iluminaban con las linternas de sus celulares.

La lluvia que caía a esa hora en la capital ayudaba poco a los jugadores, que empezaron a entumecerse mientras volvía la iluminación para retornar el encuentro. Algo que demoró casi media hora, cuando ya se normalizó el tema y Rodrigo Carvajal reanudó el juego.

En las canchas chilenas ha sido un asunto importante el de las luminarias en los últimos días, pues el domingo fallaron en el Monumental en el duelo de Colo Colo-Palestino, mientras que en Chillán también hubo un apagón en el Ñublense-Unión Española.