Ñublense quiere seguir con vida en el Grupo A de la Copa Libertadores. Y está obligado a sumar una victoria frente al Aucas como local, aunque en el estadio Ester Roa Rebolledo de Concepción. Pero al cabo del primer tiempo, la escuadra chillaneja cae por 1-0 ante el actual campeón del fútbol ecuatoriano. 

Corrían los 24' cuando tras una pérdida de Nicolás Zalazar para los Diablos Rojos en la salida, Eryc Castillo encontró totalmente libre al venezolano Rómulo Otero. El volante ofensivo que pasó por Huachipato dejó una muestra de la gran pegada que también supo mostrar durante su estadía en Talcahuano. 

Pero antes de eso, se deshizo de la marca de Enzo Guerrero, quien intentó bloquear el remate con la pierna derecha del seleccionado de la Vinotinto. Pero no hizo más que seguir de largo ante un lúcido amague del "49". Y tras hacerse el espacio nuevamente, sacó un zurdazo imposible para el golero rival.

Eso sí, Otero recibió la ayuda de Bernardo Cerezo, quien desvió ligeramente la trayectoria del balón y lo hizo inalcanzable para el portero uruguayo Nicola Pérez, que nada pudo hacer para evitar el golazo del Escorpión, el apodo que tiene el talentoso jugador de 30 años.

Para su celebración, el enganche corrió en dirección al banderín del córner del reducto penquista. Lo hizo con los brazos abiertos, hasta que decidió apuntar reiteradas veces a sí mismo con su dedo índice de la mano izquierda, como queriendo decir "yo estoy aquí". Luego, recibió muchas felicitaciones de sus compañeros, quienes hicieron un círculo, se arrodillaron y apuntaron hacia arriba. 

Revive el golazo de Rómulo Otero en el Ñublense vs. Aucas