Una jornada de ensueño tuvo Miiko Albornoz en Dinamarca. Tras una extenuante campaña, el Vejle Boldklub consiguió el título de la Segunda División de ese país luego de imponerse por 3-1 al Naestved en casa. Pero no solo eso, sino que además logró convertir el gol que abrió la ruta al título.

Ya la semana pasada había asegurado el ascenso, tras sacar una ventaja irremontable al tercero. En esta fecha, dependiendo de cómo le fuese a su rival por la corona, el Hvidobre, sabría si iba a jugar siendo campeón o debía jugarse el título en cancha.

Finalmente, el Hvidobre cayó y el Vejle jugó siendo ya el nuevo monarca de la categoría. El 3-1 los dejó con la irremontable ventaja de ocho puntos a falta de dos partidos por jugar, por lo que ascenderán a la Superliga danesa siendo campeones.

Miiko anotó la apertura de la cuenta a los 14′ del primer tiempo. El 2-0 lo convirtió el iraní Saeid Ezatolahi a los 52′. Aumentaron aún más las cifras a los 57′, con gol de Arbnor Muçolli, mientras que el descuento del Naestved vino por obra de Frederik Christensen, a los 59′.

Se trata recién del segundo gol que convierte en la temporada el ex seleccionado chileno. Sin embargo, Albornoz ha logrado destacar en las asistencias, ya que ha dado 13 en todo el torneo y es, por lejos, el máximo asistidor de su equipo en la campaña.

Además, suma 29 partidos jugados de 30. Ya son dos temporadas en las que el chileno ha logrado destacar como figura en el Vejle. Un año y medio en el que lleva jugando a buen nivel, el cual buscará prolongar ahora en la máxima categoría de Dinamarca.