El futbolista brasileño Dani Alves fue condenado a cuatro años y seis meses de cárcel por la Audiencia de Barcelona, por su caso de violación, ocurrido en diciembre de 2022 en la discoteca Sutton de Barcelona, España.

El mediático caso, que ya llevaba más de un mes en el juicio, tuvo un veredicto final por el delito de agresión sexual, donde el ex jugador del Barcelona y la selección de Brasil pagará cuatro años y seis meses de cárcel, cinco años de libertad vigilada y nueve años de alejamiento de la víctima, a la que además deberá indemnizar con 150 mil euros.

“Desde el 23 de enero del 2023 que Dani Alves había ingresado en prisión por orden de la jueza. Tras más de un año justo en el centro penitenciario de Can Brians 2, la Audiencia de Barcelona le declara culpable de un delito de agresión sexual contra la demandante de 23 años en los lavabos del recinto”, destacan en Bolavip internacional.

El ex jugador y estrella del fútbol mundial ya lleva un año y medio tras las rejas como medida preventiva, en un caso que dio la vuelta al mundo y que ha tenido un final del que se seguirá hablando.

Puede apelar

Luego de la decisión del tribunal de la sección 21, que ha sido comunicada a los presentes en la sala, de inmediato se dejó en claro que puede ser apelada por la defensa del brasileño.

“Los abogados de Alves todavía pueden recurrir. Hay opciones de que el caso vaya al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Si el veredicto se mantiene y el ex jugador mantiene su defensa, todo puede elevarse a un Tribunal Supremo que supone la última instancia”, explican.

“Recordemos que se ha negado el derecho a libertad condicional por parte de la jueza al entender que existe un riesgo de fuga por parte del varón de 40 años”, destacan.

Sigue todas las noticias del deporte nacional, internacional y las tendencias en nuestro país en los canales de difusión de RedGol. Puedes hacerlo en WhatsApp o Google News.