Huachipato vivió una noche amarga en la Copa Sudamericana. El cuadro acerero no pudo en su visita a Rosario Central y terminó goleado por 4-0, perdiendo el liderato del Grupo A.

Los dirigidos por Juan José Luvera tuvieron la noche más opaca de su temporada, cediendo espacios y entregando en bandeja la portería de Gabriel Castellón, que pese a los intentos, no pudo evitar la efectividad del rival.

Un primer tiempo para el olvido

Llegando como líderes del grupo, en Huachipato había confianza para asegurar los tres puntos. De hecho, en los primeros 15 minutos fueron protagonistas del juego, pero todo se derrumbó más tarde.

En el minuto 27’ Lucas Gamba aprovechó un pase por la derecha y encaró a la portería, dejando a Tapia en el camino y metiendo un remate ajustado para el 1-0. El nerviosismo se hizo sentir, a tal punto que del 35’ un penal permitió a Emiliano Vecchio estirar la ventaja.

Hasta ahí el castigo parecía suficiente, pero todavía quedaba más para un pésimo primer tiempo. En el 44’ los canallas buscaron el arco de Castellón, pero un rebote hizo que Joaquín Gutiérrez intentara despejar. Sin embargo, metió la pelota en su propia portería. Para colmo, en los 46’ Damián Martínez puso el cuarto de la goleada.

No hubo caso

En el complemento el cuadro siderúrgico quería acortar la distancia en el marcador, pero fue solo en el arranque que tuvo una opción clara con un zapatazo de Cristian Cuevas. No obstante, sería lo único.

Rosario Central se adueñó de la pelota, calmó su ritmo y dominó las acciones en lo que restaba de encuentro. Así, sin discusión, llegaron al quinto en los pies de Luca Martínez, que aprovechó un rebote en el 77’ y metió un gran remate para sentenciar el partido.

Huachipato quedó más que complicado y ahora tendrá que jugarse todo ante San Lorenzo el próximo miércoles 26 de mayo.