La cuarta fecha de la fase de grupos de la UEFA Champions League 2021/22 sigue adelante y este miércoles tuvo un partido clave en el Grupo D. El Real Madrid no se complicó como local y se impuso por 2-1 ante el Shakhtar Donetsk para escalar a la cima.

El equipo dirigido por Carlo Ancelotti no hizo su mejor partido, pero contó con la dupla entre Karim Benzema y Vinicius Júnior muy encendidos. De hecho, ambos fueron determinantes en el resultado, siendo goleador y asistidor para quedarse con los tres puntos.

Con poco, el Shakhtar preocupó a los merengues

Real Madrid tenía claro que el Shakhtar llegaba complicado y con pocas chances de meterse en la pelea por la clasificación a la próxima ronda. Esto lo aprovecharon desde el inicio, adueñándose de la pelota para desesperarlos todavía más, lo que les dio resultado para abrir el marcador.

Con el reloj en el minuto 14’, Vinicius Júnior aprovechó una recuperación dentro del área y metió un pase atrás para que Karim Benzema anotara el 1-0, que sería el gol 1.000 en el torneo de los blancos. El gol de inmediato revivió los fantasmas de la goleada en Ucrania, pero no bajó los ánimos de la visita.

Pero lo que no se esperaban los hinchas merengues era la reacción que tendría su rival. En el 39’ Fernando dos Santos recibió un balón de pecho por parte de Patrick y encajó un remate que Courtois no alcanzo a contener. El partido quedaba 1-1 y con todo el segundo tiempo por delante.

Benzema y Vinicius meten miedo juntos

El Shakhtar se atrevió a ir por algo más y comenzó a presionar al Real Madrid, que aguantaba sus ataques para responder con velocidad. Pero cuando parecía que venía la levantada de los ucranianos, los Merengues sepultaron sus opciones con uno de los golazos de la fecha.

Vinicius encaró por la banda derecha y se juntó con Casemiro, quien le devolvió el favor con un taco increíble y dejó solo al brasileño. Así, logró dar el pase para que Benzema otra vez fusilara la portería en el 61’ y poner así el 2-1 de la tranquilidad.

La visita intentó hacer algo más y tuvo sus opciones. Stepanenko con un remate que se fue rozando el palo y Sudakov que obligó a una respuesta de Courtois metieron miedo. Sin embargo, las cosas no se movería en el marcador y la victoria se quedaría en el Bernabéu.

Real Madrid logra así un triunfo más que importante y escala al primer lugar del Grupo D con nueve puntos. Ahora espera por lo que pase con el Inter de Milán y el Sheriff, su escolta y el equipo sorpresa de la presente edición. Shakhtar, por su parte, está casi fuera del torneo y espera un milagro para pelear por la clasificación a la Europa League.