España se despidió de Qatar 2022 en octavos de final con el batacazo de Marruecos en los octavos de final. Fue empata sin goles en los 90 minutos y el alargue. En los penales el arquero africano, Yassine Bounou, estuvo formidable y fue derrota por 3-0 para los ibéricos.

La prensa ibérica llora la amarga eliminación: “fiasco de una España mediocre, un palazo monumental”, tituló Marca agregando que “España se va del Mundial de Qatar sin meter un penalti en la tanda ante Marruecos en un partido en el que cayó de nuevo en el vicio del pase sin el remate”,

El tradicional diario deportivo de Madrid agrega: “artículo 1 de un Mundial. Antes o después aparece una tanda de penaltis, el sinónimo de la cardiología en el balón. Como en México 1986, Corea 2002 y Rusia 2018 España deja la competición en una especialidad a la que llegó con el susto en la cara. La selección no metió ninguno de sus tres lanzamientos y convertía a Bono, con dos paradas, en un héroe. (…) La tanda de penaltis, la tómbola de la gloria para Marruecos”.

Por su parte, Sport en Cataluña fue incluso más duro: “España muere en los penaltis”, titulan añadiendo que “en un partido de alta tensión, Marruecos anula a la selección, eliminada del Mundial pese a gobernar los 120 minutos de partido y tras fallar sus tres lanzamientos de la tanda”.

“Fin de trayecto para España en Qatar. La selección murió en los penaltis, como cuatro años antes en Rusia, víctima de su falta de inspiración en los metros finales. Cayó ante Marruecos, una selección sólida y contundente, capaz de llevar al límite físico y mental al conjunto de Luis Enrique en un partido de alta tensión en el Education City”, complementaron.

Exponen además que “España no mereció perder, pero el Mundial no admite matices ni dudas: la selección tuvo de todo menos lo más importante, el gol. (…) Los penaltis fueron una tortura: España llegó sin oxígeno a los once metros. Sarabia, Soler y Busquets fallaron”.

 

Mundo Deportivo bautizó su crónica destacando que “España se estrella en los penaltis ante Marruecos”. Agregan que “los de Luis Enrique no fueron capaces de marcar un solo gol a su rival, tampoco desde el punto de penalti”.

Insisten lapidarios: “fiasco total de la Roja, que vuelve a quedarse en octavos ante la revelación del campeonato

Fallaron Sarabia, que volvió a disparar al poste, Carlos Soler y Busquets, que se encontraron a un gran Bono. Sabiri, Ziyech, anotaron los suyos. Unai paró el de Benoun, pero Achraf Hakimi, con toda la sangre fría del mundo, clasificó a Marruecos, la gran revelación de este Mundial. (…) España, como en Rusia, vuelve a quedarse en octavos, su barrera desde que se bordó la estrella sobre el escudo”.

Por último, El País sentencia: “España, eliminada del Mundial tras perder en los penaltis ante Marruecos. (…) La Roja, con la derrota, sigue sin lograr pasar a cuartos desde 2010, cuando se proclamó campeona del mundo en Sudáfrica”.