Cristopher Toselli protagonizó una salvadora polémica en el duelo entre Central Córdoba y San Lorenzo por la cuarta fecha de la Liga Profesional Argentina, en el estadio Alfredo Terrera de Santiago del Estero.

En los 33’ el Ciclón rechazó un balón ante la arremetida de Central y, casi sobre la misma, la jugada terminó en un balonazo con ventaja y metros por ganar para Malcom Braida.

El jugador de San Lorenzo tenía camino libre hacia el arco, pero Toselli salió atento y raudo, volando a coche en su afán de un cabezazo desesperado que terminó en un vistoso empeñón del chileno al argentino.

El árbitro Germán Delfino le mostró tarjeta amarilla a Toselli ante los reclamos de todo San Lorenzo, que exigía la roja y expulsión para el meta de Central Córdoba.

Y claro: Toselli era el último hombre de Central Córdoba, sin embargo la salida del arquero fuera del área hizo que el propio Braida desviara el camino directo al arco para irse en dirección a la banca.

Eso no impidió que Braida se quedara casi cuatro minutos en el suelo alegando que la infracción merecía más que una amarilla entre gestos de mucho dolor antes de levantarse del choque con Toselli.