Manchester City no quiere dejar lugar a dudas en la recta final de la Premier League y logra otro tremendo triunfo al imponerse 5-1 sobre Wolverhampton para tomar nuevamente distancia con respecto a Liverpool en la lucha por el título cuando falten tan solo dos jornadas para que se acabe la temporada.

Apenas a los siete minutos cayó el primer tanto del compromiso cuando Kevin De Bruyne definió de gran manera una pelota filtrada por Bernardo Silva para abrir el marcador. Así comenzaría la gran noche del mediocampista belga que brilló para que los suyos sumaran tres puntos que son de oro.

Sin embargo, los de casa lograron responder con un contragolpe espectacular que finalizó Leander Dendocker al 11' que podía complicarle las cosas a los de Josep Guardiola pero la respuesta al golpe fue prácticamente de inmediato gracias a dos tantos consecutivos de De Bruyne al 16' y 24'.

Para la segunda mitad, el exjugador del Wolfsburgo completó su póker cuando el compromiso llegaba a su hora de acción mientras que las cifras definitivas las puso Raheem Sterling a seis minutos para el final en un partido bastante cómodo para los de celeste.

Con dos partidos por disputar, Manchester City tiene 89 puntos, tras más que Liverpool además de un diferencial de gol de +72 por los +65 de los de Jürgen Klopp. West Ham y Aston Villa serán los dos últimos grandes obstáculos que tendrán los de Guardiola para llevarse la Premier League.