arrow_downward
Sebastián Méndez contó cómo fue su último encuentro con Diego Maradona
Diego Maradona

Gallego Méndez y su último encuentro con Diego Maradona: "Tuvimos una charla hermosa"

El asistente técnico que acompañó al 10 en Gimnasia reveló cómo fue su última charla con la leyenda del fútbol mundial. 

escrito por
Brian Olivares

Sebastián Méndez contó cómo fue su último encuentro con Diego Maradona

Sebastián Méndez contó cómo fue su último encuentro con Diego Maradona (Foto: Getty)

Diego Maradona falleció el 25 de noviembre de 2020. La leyenda viviente pasó a la inmortalidad en el mundo fútbol. Tras su fallecimiento han surgido varias historias sobre su obra en cancha y también acerca de sus últimos meses.

Sebastián "Gallego" Méndez fue su asistente técnico en Gimnasia y Esgrima de La Plata, último club del Pelusa. El profesional con pasado en Palestino reveló cómo fue la última vez que cruzó palabras con el Diego: “En la última charla con él, hablamos el jueves antes de su cumpleaños (del 30 de octubre). Nosotros vivíamos en un barrio privado. Charlamos dos horas y media frente a un fogón, él disfrutaba mucho estar ahí", confesó a Cómo Te Va. 

Méndez aseguró que no tocaron el tema laboral: "Tuvimos una charla hermosa, sobre la vida, hablamos de todo, no tocamos el tema fútbol y eso que al otro día jugábamos contra Patronato por el torneo. Eso me lo guardo para mí, son momentos que quedan para siempre y de los que uno aprende mucho".

El Gallego agregó que “Diego era un hombre extraordinario en lo humano, un gran motivador, muy paternalista. Todas las mañanas saludaba con un beso a cada uno de los chicos antes de entrenar. Son detalles que marcan la diferencia".

Sebastián Méndez
Sebastián Méndez revela su última junta con Diego Maradona

Además explicó su salida de Gimnasia: “Ante el fallecimiento de Diego tomamos la decisión de no seguir, era lo adecuado", dijo el ex asistente del Pelusa que este 2021 asumió como entrenador estelar de Godoy Cruz.

Por último afirmó que no tiene nada material del 10: "No me quedé con nada, pero a su vez con todo. Me quedé con tenerlo un año y medio al lado e ir a comer a su casa. Todas las noches miro al cielo y deseo que esté bien, con sus padres. No necesito nada más. Soy un agradecido de haber trabajado con el mejor de todos los tiempos y aprendí a valorar todo lo que hizo, porque ser Maradona era imposible".

Temas

Comentarios


Lee También