La llegada de Sergio Ramos al PSG fue un tremendo golpe para el mercado de pases europeo. Eso sí, su salida del Real Madrid estuvo llena de complicaciones pues pretendía seguir en el cuadro merengue. Y, además, supuso un problema familiar para el defensor.

Esto porque su esposa, Pilar Rubio, es presentadora de televisión en España. Por lo mismo, mudarse a Francia era una complicación para seguir realizando sus labores profesionales. Algo que se resolvió fácilmente: Ramos adquirió un avión privado para que su amada pueda trasladarse semanalmente a las grabaciones.

El jet es un Cessna Citation 560 y fue adquirido por algo más de dos millones de euros, algo así como el vuelto del pan para el futbolista. Cuenta con dos potentes motores que logran una velocidad de 770 kilómetros/hora y tiene capacidad para transportar a siete pasajeros. La duración del estanque de gasolina es de hasta 4 horas, suficiente para los vuelos París-Madrid.

En su interior, es tan cómodo como estar en la casa. Muchos hablan que es un departamento con alas. De hecho tiene un pequeño baño con ducha y una cocina completamente equipada para hacerse unos buenos barros luco o unos italianos cargado a la mayo si anda con antojo. Además cuenta con WIFI, para que la presentadora pueda incluso ver los partidos del fútbol chileno si anda aburrida.

“Me enfrento a uno de mis retos más complicados, estar con mi familia, en la que todos somos uno, en París, a la vez que en Madrid donde seguiré realizando mis distintos compromisos profesionales. Este tiempo tendré un nuevo mejor amigo: el avión. Seguro que me invento alguna afición nueva para las horas de vuelo”, contó Pilar cuando su marido fue presentado en París.

El tamaño del avión no es tan grande como el que, por ejemplo, tiene Lionel Messi. Una ventaja para la presentadora, ya que al ser más pequeño puede aterrizar en lugares privados o aeródromos, sin necesidad de que llegue a un gran aeropuerto.