La denuncia de la Federación chilena ante la FIFA por el Caso Byron Castillo tiene preocupados a los ecuatorianos, pero buscan argumentos y pruebas que confirmen que el futbolista realmente nació en ese país.

Pero curiosamente hay un ecuatoriano que aún no se ha pronunciado sobre aquella acusación, pese a que desde 2016 trabaja justamente en el ente rector del fútbol mundial.

Se trata de Leonardo Stagg, un abogado de Guayaquil, que ingresó a la Comisión Disciplinaria de la FIFA hace seis años y que además fue presidente de la Comisión Disciplinaria que se encargó de imponer sanciones en el Mundial Sub 20 de Polonia.

Stagg anteriormente formó parte de la Comisión Jurídica de Barcelona Sporting Club de Ecuador, club donde juega Byron Castillo y del que el abogado es fanático desde pequeño.

En 2019 señalaba sobre su experiencia: "Me tocó ser parte de la nueva FIFA, que venía con el ánimo y la voluntad de mostrar transparencia. Llegué en un momento en que el organismo tenía la necesidad de crecer y mostrarse al mundo como una institución que vela por los intereses del deporte más importante de la tierra".

Hoy no se ha pronunciado por el caso de su compatriota Byron Castillo, que podría dejar a la selección de Ecuador sin pasajes para el Mundial de Qatar 2022, pero sí lo hizo en 2021.

En aquella ocasión escribió en su Twitter personal: "Ciertos ignorantes no comprenden que la carta de naturalización también te convierte en ecuatoriano. Parece que el complejo les nubla la mente".

 

En otro mensaje también celebraba la clasificación de su país al Mundial: "Clasificamos, bien por la Tri, tenemos que dejar de menospreciar y destruir lo nuestro. Cambiemos la mentalidad y dejemos de ser tan negativos y odiadores. Es vergonzoso ver tanto ecuatoriano desear mal a los miembros de la selección. Aprendamos que el Ecuador es uno solo".

Lo cierto es que Stagg ha preferdo guardar silencio, tomando en cuenta que trabaja en el Comisión Disciplinaria de la FIFA, que tiene las competencias para imponer ciertas sanciones a miembros, clubes y jugadores.

En la página oficial de la FIFA se describe así: "La Comisión Disciplinaria está compuesta por un presidente, un vicepresidente y el número de miembros que se considere necesario. El presidente y el vicepresidente deben tener formación jurídica".

"Las competencias de este órgano se especifican en el Código Disciplinario de la FIFA. La comisión toma decisiones en presencia de al menos 3 miembros. En algunos casos, el presidente puede tomar ciertas decisiones por sí mismo. La comisión puede imponer las sanciones descritas en los Estatutos y en el Código Disciplinario de la FIFA a los miembros, los clubes, los oficiales, los jugadores, los agentes organizadores de partidos y los agentes de jugadores", se añade.