Tiritan los de dedos y los ojos se ponen llorosos, y no es para menos. El mundo del fútbol celebra y aplaude de pie el emotivo regreso a la cancha de Christian Eriksen, el mediocampista oriundo de Dinamarca que sufrió un paro cardíaco en pleno partido durante la última Europa.

El Brentford perdió por 0-2 como local frente al Newcastle United por la fecha 27 de la Premier League, pero el resultado pasó a segundo plano. También quedan prácticamente como anecdóticos los goles de Joelinton (33’) y Joseph Willock (44’).

Es que a los 51 minutos el DT del Brentford, el danés Thomas Frank, mandó a la cancha a su compatriota en reemplazo de Mathias Jensen. El público se puso de pie y ovacionó al futbolista que deja atrás una verdadera pesadilla que tuvo a todo el mundo del deporte consternado. Christian Eriksen jugó el primer partido en su esperado regreso al fútbol.

El otrora compañero de Alexis Sánchez y Arturo Vidal en el Internazionale Milano sufrió un ataque al corazón hace 259 días, el pasado 12 de junio durante el partido de Dinamarca y Finlandia por la Eurocopa 2020 en el Parken Stadium de Copenhague.

Eriksen se desplomó a los 42 minutos del duelo y las imágenes de los médicos intentando reanimarlo sobre el césped son difíciles de olvidar. Tal como reveló uno de los médicos posteriormente, el jugador incluso estuvo muerto por unos minutos.

Tras volver a la vida y ser estabilizado, Eriksen debió someterse a una operación para recibir un marcapasos. Su rehabilitación fue larga y debió aceptar la negativa de la Serie A de Italia para reintegrarse al Inter de Milán, pero eso ya es parte del pasado.

Hoy el aguerrido Christian Eriksen jugó el primer partido de su vida tras vencer a la muerte y el fútbol planetario sonríe al verlo de vuelta. Y ojo, que Dinamarca ya clasificó al Mundial de Qatar 2022 y el volante no se quiere perder la máxima fiesta deportiva.