El repechaje de la Copa del Mundo Femenina Australia-Nueva Zelanda 2023 será en febrero próximo. Allí 10 selecciones del mundo jugarán un mini torneo, desde donde saldrán los últimos tres países que clasificarán al Mundial. Chile es uno de ellos, luego de terminar en el quinto puesto de la Copa América.

José Letelier seguirá siendo el entrenador de la Roja en la repesca. La Federación de Fútbol de Chile decidió su continuidad y el seleccionador ya está trabajando en buscar caras jóvenes, que vengan de la sub 17 o sub 20, y que puedan aportar en la adulta como hicieron Valentina Navarrete y Mary Valencia en el torneo continental.

Sin embargo, la selección chilena femenina no utilizará la primera de tres fechas FIFA antes del mundialito. Entre el 29 de agosto y 6 de septiembre habrá ventana de selecciones, pero la Roja no jugará. Entre el colapso del calendario del torneo nacional y el comienzo de las ligas del extranjero, la FFCH priorizó las competiciones locales por sobre la selección.

Eso sí, en octubre volverán a las canchas. La Roja está buscando un rival proveniente de Asia o Norteamérica, ya que quieren preparar el repechaje de la misma forma que trabajaron la repesca de los Juegos Olímpicos: contra equipos de la misma región que su siguiente contrincante.

Además, según informaciones desde dentro de la ANFP, el sorteo del repechaje será después de la fecha FIFA de octubre, con el ranking de ese mes, por lo que están pendientes a lo que pueda hacer China Taipéi (38º, 1581.2) en los amistosos, que le permitan a la Roja (39º, 1580.9) moverse.

Si bien es inconveniente nominar jugadoras del extranjero y a varias del medio local, la idea es hacer un microciclo de entrenamientos durante tres días de la semana en la fecha FIFA de septiembre. Así, Letelier tendrá la posibilidad de trabajar con potenciales seleccionadas que podrían sumar minutos en los amistosos del mes siguiente.