El triunfo de la Universidad de Chile en el estadio Monumental el 2001 fue histórico por haber sido la última vez que el elenco azul le ganó a Colo Colo en ese recinto deportivo. Un recuerdo que es bastante añejo para los hinchas azules y que en el Superclásico jugado este domingo reflejó la gran cantidad de tiempo que ha transcurrido.

Esto porque hubo seis jugadores entre ambos equipos que ni siquiera habían nacido cuando se jugó ese partido el 9 de septiembre del 2001. Y en la U hubo tres que fueron elegidos como titulares por Santiago Escobar

Desde el arranque, en el elenco azul alineó a Marcelo Morales (6 de junio 2003), Darío Osorio (24 enero 2003), y Bastián Tapia (9 de agosto 2002), quienes no estaban ni cerca de nacer.

En la banca del Bulla, en tanto, estuvo Simón Conteras (29 de marzo del 2002), quien estaba en la guatita de su mamá con algunos meses de gestación.

En el lado de Colo Colo fueron dos los jugadores que tampoco estaban vivos. Alexander Oroz (15 de diciembre de 2002) fue citado a la banca por Gustavo Quinteros, quien estaba acompañado en ese lugar por Jeison Rojas (23 de enero de 2002). 

Una historia que refleja lo complejo que ha sido esa cancha de Macul para el elenco universitario, quien en los últimos 21 años no ha sido capaz de superar a su clásico rival en el estadio que se empezó a construir en la década de 1950.