El neozelandés Marco Rojas, de 30 años, alcanzó un acuerdo con Colo Colo para convertirse en el nuevo refuerzo del equipo para la segunda rueda del Campeonato Nacional.

El talentoso volante, de padre chileno, ha recorrido Oceanía y Europa, pero hasta el momento no había tenido la oportunidad de jugar en su país de origen.

Rojas deslumbró desde sus inicios en la liga australiana, donde fue apodado de inmediato como el "Messi kiwi", por su gran hablidad y velocidad.

En su segunda temporada con el Melbourne Victory de la A-League, el jugador nacido en Hamilton, se destapó con 15 goles en 27 partidos, lo que le valió ser elegido como el mejor jugador de la competición en la temporada 2012-2013.

En la votación le ganó por poco a una leyenda del fútbol mundial: nada menos que el ex Juventus, Alessandro Del Piero, campeón del mundo con la selección de Italia.

El jugador europeo fue a quemar sus últimos cartuchos a Australia, pero lo cierto es que en esa temporada marcó 14 goles en 24 partidos con el Sydney FC.

Además, de la medalla Johnny Warren al mejor jugador de la A-League, Rojas también había ganado en 2012 el galardón al mejor jugador del continente oceánico.

Tras alzarse como la gran estrella del fútbol local, el Messi kiwi llamó la atención en Europa y fue el Stuttgart de la Bundesliga el que se llevó sus servicios.

No pudo consolidarse en aquel equipo y terminó jugando en clubes de menor jerarquía en Alemania, Suiza, Holanda y Dinamarca.

Rojas llega a Colo Colo después de un tercer paso por el Melbourne Victory donde sólo jugó seis partidos y no anotó goles en la última temporada.