Isaac Díaz hoy jugador de los Cafetaleros de México, le confesó al periodista Raúl Tiki Toledo vía Instagram, la dolorosa experiencia que vivió cuando era apenas un niño y se probó en Colo Colo y donde no lo pasó nada bien, sufriendo hasta amenazas de sus compañeros.

"En Fresia se hacen todos estos regionales del pueblo. Sales campeón y vas a jugar un regional. Había un caballero que me dijo te quiero llevar a Colo Colo para que te pruebes. Le dije, vamos, no hay problema. No fueron estas pruebas masivas y eramos como 20 niños. Era una prueba más personalizada. Estuve como dos semanas ahí en las casas que estaban fuera del Monumental, porque todavía no existía la casa alba. Quedamos como tres niños", comienza el relato del Torito en El Late de Tiki Tiki.

"La verdad me trataron súper mal. Los profes nunca me trataron mal, pero los compañeros sí. Venía del sur. Venía con mi acento cantadito de Fresia y venía a quitar un puesto a los capitalinos. Todos saben que la gente del sur es más tímida. Venía de Fresia y lo pasé súper mal", prosigue Díaz.

Isaac Díaz asegura que mientras entrenó en Colo Colo, fue presa de una fea amenaza de sus coequipo.

"Estuve como uno o dos meses y te hacían subir de serie para jugar con los demás. Tenía compañeros que me decían aquí te vamos a quebrar, aquí no vas a quedar. Todos los días era un sufrimiento ir a entrenar", afirmó con cierta nostalgia.

 

Consultado respecto a si esos jugadores que lo amenazaron llegaron a jugar en primera división, el Torito prefirió amagar.

"Sí, me acuerdo de varios de esos compañeros, pero nunca lo he dicho y no lo voy a decir nunca porque hay códigos de jugador, aunque te hayan hecho la vida imposible. Son cosas que quedan dentro de la cancha. Eso me marcó, me marcó mucho llegar a un club y que te trataran tan mal. Uno se pone a pensar que hay un montón deniños que vienen de región y les pasa lo mismo y nadie sabe. Porqué ese niño se perdió si era tan bueno y un montón de cosas. La pasé súper mal y un día me fui. Les dije a mis papás que me ayudaran con el dinero para volver a Fresia. Y volví a mi casa y les dije que no iba a volver nunca más. Me hicieron firmar un documento los de Colo Colo, que no tenía idea que era, y no volví nunca más", cerró.