Muchos quieren estar en Colo Colo, pero el cuadro albo no es para todos. O al menos en este momento no es para Ignacio Jara, quien se reconoce "dolido" después de que el técnico Gustavo Quinteros le bajara el pulgar a su continuidad en el Cacique.

En diálogo con Redgol, el Nacho lamenta su partida del cuadro popular. "Pucha, con él (Quinteros) conversé muy poco. Me llegó de sorpresa el hecho de que no estaba en sus planes, me dolió un poco, no te voy a mentir", reflexiona el mediapunta.

"Pero es así, soy una persona súper autocrítica y entiendo lo que es el fútbol. A lo mejor no estaba en la expectativa de él. Sólo que me dolió que no me dijeran ellos y me enteré por otro lado", explica el ex seleccionado chileno en categoría Sub 20.

De todas formas, se despide como caballero: "No tengo ningún rencor. Estoy sumamente agradecido de él (Quinteros), que me llevó al club junto a su cuerpo técnico. No tengo nada que decir, sólo palabras de agradecimiento y que le vaya muy bien a él", remarca.

"Yo estoy feliz donde me toca estar", asegura Jara luego de cambiar de casa algunos kilómetros hacia el norte. César Bravo, el entrenador con el que dio el salto al profesionalismo en Cobreloa, se lo lleva a Unión Española para 2022.

Y cree que el técnico hispano tiene la fórmula. "En Cobreloa me sentía cómodo, libre, jugando con mucha confianza de mis compañeros y el cuerpo técnico. Y sé que puedo mostrar un mejor fútbol", advierte.

"En lo personal, para mí siempre está el grupo, poder ganar, estar unidos, formar una gran familia; porque así podemos lograr cosas importantes. Me siento cómdodo, feliz y me han recibido de muy buena manera", valora Jara.

¿Y Cobreloa? El jugador estuvo en la órbita del cuadro naranja, pero el regreso tendrá que esperar. "Hubo mucho acercamiento de parte mía y del presidente, de la gente del directorio, pero por muchos motivos no se pudo concretar. Yo he dicho que el único club con el que jugaría en la B es Cobreloa. Soy un hincha más, por todo lo que tuve que vivir allá", completa.