En poco tiempo, Pablo Solari se echó en un bolsillo a los fanáticos de River Plate pues desde su llegada desde Colo Colo ha demostrado su fanatismo por el equipo el cual viene heredado de toda su familia por lo que esperan que en el terreno de juego empiece a brillar al máximo luego de dejar buenas pinceladas en sus primeras presentaciones.

En el próximo encuentro, según reportes de la prensa argentina, el Pibe tendrá la oportunidad de tener su primera titularidad en un importante duelo ante Independiente y en este contexto, el Diario Olé publicó un emotivo reportaje sobre sobre los orígenes del futbolista de 21 años y su amor por la institución millonaria.

"Cuando el 22 de marzo de 2001 alzó por primera vez a Pablo César, su tercer hijo bautizado con el grato nombre de un Aimar que ya llevaba ocho partidos jugados en el Valencia, Víctor Daniel Solari no se imaginó que 21 años después existiría ese diálogo a través de una llamada de WhatsApp. Ni que existiría algo que se llamaría así, ni nada por el estilo", escribieron.

El extremo llamó la atención del club por su buen andar en el Cacique. "Nació hincha del Millonario, lleva un nombre ligado a la historia del club y cruzó la Cordillera para que Gallardo lo viera", añadieron.

Fue un camino largo para que el jugador llegara al equipo de sus amores, desde las categorías formativas hasta el paso por Talleres y luego el fichaje con Colo Colo por recomedación de Walter Lemma, asistente de Gustavo Quinteros.

"Ese llamado insinuando un futuro riverplatense que se transformaría en realidad. 'Lo que me ha hecho llorar este chico', se le escuchó decir a Federico (su padrino), quien de visita en Santiago fue testigo del llamado de confirmación del pase soñado. Cerrando el círculo de la vida riverplatense. Pablo César Solari sabe que en el mundo están el Real Madrid, River y nada más. Como le dijo su papá", se lee en el emotivo texto.