Arturo Vidal tuvo un regreso poco feliz al fútbol chileno. A pesar de marcar de penal uno de los goles de Colo Colo en la Supercopa contra Huachipato, al final quedó muy molesto con la suspensión del encuentro.

Tras el partido su rabia no fue contra los hinchas que dejaron la escoba en el sector norte, sino contra la organización, pues a su parecer se debió haber seguido jugando la final.

Y puso un ejemplo mundial. “En el de Argentina con Brasil (por eliminatorias en el Maracaná en noviembre pasado) se estaban matando y siguieron jugando. No sé por qué acá en Chile son tan graves”, confesó.

“El árbitro quería jugar, Huachipato quería jugar. Esto va a salir para todo el mundo. Todos estábamos tristes porque queríamos jugar”, comentó el King Vidal.

Vidal asegura que en otros países “hay cosas peores”

Arturo Vidal indicó que “no pueden ser tan graves en nuestro país, en otros lados hay cosas peores y siguen jugando. Eso molestó mucho, nos dejó muy tristes porque queríamos ser campeones, entrenamos harto tiempo, estábamos haciendo un gran partido y terminar así es muy feo”.

Luego emplazó a los dirigentes. “Ojalá que la ANFP se haga cargo. Nosotros queremos ser campeones en cancha”, por lo que manifiesta que “era necesario terminar el partido, faltando 13 minutos. Da mucha rabia. Claramente estas cosas echan a perder el fútbol”.

Sobre la violencia, cuenta que “pasa en todos lados” y que “se toman medidas que acá no las aprenden. Acá se lavan las manos y quieren parar los partidos, seguir ensuciando al fútbol. Creo que hay que ser responsables en estas cosas”.

Vidal espera finalizar el partido

El ex Flamengo comentó que “da impotencia porque uno quiere ser campeón en cancha. Tenía tantas ganas de levantar una copa con Colo Colo y terminar así una Supercopa es muy feo”.

Finalizó con que “la decisión vino de arriba y se lavan las manos. El partido estaba bien. Hay que tratar de manejar mejor estas cosas. Si hubiésemos levantado la copa con ellos, capaz que no hubiese pasado esto al final”.