En el programa Vive Redgol, que se emite todos los lunes a las 23 horas a través del canal Vive de VTR y en las plataformas multimedias de Redgol, el conductor Rodrigo Herrera se mostró optimista luego del debut de Eduardo Berizzo en la Roja.

"El inicio de un proceso siempre llena de ilusión. No es una buena oportunidad para sacar conclusiones definitivas. Son más bien momentos para hacer prospecciones, por lo tanto es la instancia en la que se puede perder, se puede equivocar y pueden haber modificaciones que resulten sorpresivas en el equipo", comenzó señalando en su editorial.

"Eso fue lo que pasó con Chile, donde Berizzo devolvió al mediocampo a Gary Medel sacando lo de la línea defensiva", añadió sobre las pruebas que está realizando el nuevo seleccionador.

Y entiende que mover al Pitbull obedece a que "ciertamente no hay una generación de recambio a la altura de lo que fue la generación dorada, pero es tarea de los buenos entrenadores hacer que los jugadores promedios tengan un rendimiento por sobre la media y puedan tratar, a través del trabajo, del esfuerzo, de la dinámica, igualar a aquellos que sean verdaderamente unos súper clases".

También se refirió a que esta nueva selección puede jugar en Qatar si la FIFA falla a favor de Chile esta semana. "Estoy muy ilusionado con lo que puede hacer Eduardo Berizzo y también lo estoy con lo que pueda pasar este viernes cuando la FIFA tome una resolución por el caso de Byron Castillo".

Esto porque "si Chile llega a ir al Mundial no hay que verlo como un problema bajo ningún punto de vista y tampoco como una oportunidad donde lo único sea la competencia, porque sabemos que el nivel de Chile no es el mismo de antes, no podemos competir como hace cuatro o cinco años".

Por eso entiende que "sería un oportunidad de oro estar en una cita mundialista y llevar una mixtura de la generación dorada con estos jugadores de proyección, junto a otros más los que se sumen. Ganarían en una experiencia única e invaluable jugando una Copa del Mundo".


Finalmente señaló que "es un momento donde hay que confiar que estamos en buenas manos. Ha quedado demostrado que en la búsqueda de nuevas vocaciones hay futbolistas que como Ben Brereton o el belga-marroquí Nayel Mehssatou tienen nivel para sumarse a esta selección y podemos salir de perdedores para clasificar a un Mundial".