Un partido para el recuerdo se jugó este miércoles en el estadio Santiago Bernabéu, donde Real Madrid dio vuelta la serie ante PSG y clasificó a los cuartos de final de la Champions League, con una brillante actuación de Karim Benzema.

Pese a que los franceses estuvieron por 2-0 en el global, los merengues dieron vuelta las acciones y un año más dejaron al millonario cuadro galo sin opciones de ganar la Liga de Campeones.

La situación se la tomó de la peor forma el dueño del equipo francés, el jeque qatarí Nasser Al- Khelaifi, quien tras el compromiso montó un dramático show, según dio a conocer Marca, donde incluso amenazó de muerte a un trabajador del elenco español.

Finalizado el compromiso "fue directo al vestuario muy enfadado dando golpes y buscando el vestuario de los árbitros de malas formas a recriminarles algo que no le gustó del encuentro. El problema es que se confundió y acabó en la sala de Megía Dávila, delegado de campo del Real Madrid", informa el medio ibérico.

"Según el club, un empleado del Real Madrid habría grabado la escena y Al-Khelaifi, al percatarse, se habría dirigido hacia él para agredirle al grito de 'Te voy a matar', teniendo que ser detenido por sus propios guardaespaldas. Después, Leonardo (director deportivo de PSG) ha exigido que se borren las imágenes del móvil del empleado del Real Madrid, que había salido por los aires tras el intento de agresión de Al-Khelaifi. La tensión vivida en el túnel de vestuarios fue mayúscula", agregó la nota española.

Al- Khelaifi una vez más se va a quedar con las ganas de obtener la Champions League con su PSG, que pese al plantel millonario que armó, quedó fuera del camino en octavos.