El Paris Saint-Germain derrotó por 2-0 al Manchester City por la segunda fecha del Grupo A de la Champions League, el partidazo de la jornada en un duelo que bien puede ser catalogado como final anticipada por el peso de ambos equipos.

Más allá del resultado, este martes de seguro será inolvidable para Lionel Messi, quien marcó su primer gol con el PSG desde su bullada salida del Barcelona, el club que lo había acompañado toda su carrera.

Pero no fue lo único: además del golazo anotado en la portería de los Ciudadanos defendida por Ederson Moraes, Messi llamó la atención por otra curiosa postal que denota su humildad dentro del campo.

Acostumbrado a anotar golazos de tiro libre superando a la barrera rival, hoy La Pulga hizo lo contrario y se fue al piso para sumar en el apoyo de su equipo en un tiro libre del City sobre el final.

Con Riyad Mahrez listo frente al balón en búsqueda del descuento del Manchester City, Lionel Messi se puso por detrás de sus compañeros, acostado en el césped, en lo que se conoce como cocodrilo, parta evitar que el balón pase por bajo de la barrera.

La acción de Messi de inmediato generó comentarios en la transmisión de ESPN, además del revuelo en todo el planeta fútbol por ver a uno que muchos consideran el mejor futbolista del mundo, extremando recursos como uno más del PSG.