Olympique de Marsella, con Alexis Sánchez como una de sus principales figuras, arranca su participación en la Champions League con toda la esperanza en un grupo en el que Tottenham luce como el gran rival a vencer y serán los ingleses los primeros a los que le verán las caras en la competición.

Para este encuentro, lastimosamente, los franceses no tendrán al delantero chileno entre sus disponibles pues se debe cumplir la sanción que arrastra de la pasada edición cuando fue expulsado en el partido de vuelta en los octavos de final frente a Liverpool, yéndose temprano de Anfield por una doble amarilla.

Pese al poco tiempo que tiene el oriundo de Tocopilla en el club se ha convertido en pieza clave del ataque del club y es por eso que, para el entrenador Igor Tudor, es una baja bastante dolorosa. "Es una pena que Alexis Sánchez no esté", dijo en conferencia de prensa en la que estuvo acompañado de Dimitri Payet.

Precisamente el mediocampista con experiencia en la selección francesa era una de las dudas pues no estuvo presente ante Auxerre por una molestia muscular, pero su presencia es casi segura. "Entrenó ayer, está con nosotros. No te diré quiénes serán los titulares. Podemos cambiar cinco jugadores durante el partido, reemplazar a los tres atacantes. Los cambios cambian cada vez más el resultado", apuntó.

A pesar que los ingleses son los que parten con ventaja, el croata se siente optimista para el duelo. "Intentaré jugar bien, estar fuerte. Mañana el Tottenham tiene que ganar, está cabeza de serie. Venimos a hacerlo lo mejor posible. No venimos a descubrir la Champions, queremos ganar".

Olympique de Marsella se enfrentará a un técnico que también tuvo a disposición a Alexis Sánchez, Antonio Conte, quien también fue compañero de Tudor en Juventus por lo que los une una gran amistada. "Era un ejemplo que teníamos que seguir. Luego fui a verlo cuando estaba en la Juventus, me abrió puertas".