El anuncio de la salida de Jorge Sampaoli de la banca del Olympique de Marsella, por acuerdo conjunto con el club, se ha convertido en tema mundial. Es que el ex entrenador de la selección chilena había alcanzado gran valoración por su última campaña, en la que consiguió el subcampeonato de la Ligue 1 y el boleto directo a la próxima Champions League.

Sin embargo, e incluso en los mejores momentos del casildense, asomaba una tensión con la dirigencia. Y la sangre llegó al río en antesala del inicio de la pretemporada, cuando el entrenador argentino pedía refuerzos y apenas sumaba un joven defensor proveniente de la Ligue 2 y algunos que volvían de préstamos, como el veterano Kevin Strootman.

De acuerdo al corresponsal de RedGol en Europa, Enzo Olivera, Sampaoli se va "molesto por la poca ambición del club en materia de fichajes", después de haber devuelto al equipo a la Liga de Campeones. Y su última participación, en 2020, fue un verdadero fiasco que dejó al OM en el cuarto lugar de su grupo.

Sin ir más lejos, el mismo comunicado oficial del Marsella valora los méritos de Don Sampa, y agradece "sincera y calurosamente el trabajo de Jorge Sampaoli", que ha "permitido al club alcanzar un hito en la construcción de su nuevo proyecto deportivo y clasificarse directamente para la UEFA Champions League".

Vidal y Alexis en la polémica salida de Sampaoli del Marsella
 

Pero la insatisfacción de Jorge Sampaoli con Olympique de Marsella en materia de refuerzos tenía nombres y apellidos. Se trata de Alexis Sánchez y Arturo Vidal, que estuvieron entre las peticiones que hizo el ex entrenador de la selección chilena en materia de incorporaciones, y además estaban con vía libre para salir del Inter de Milán.

De acuerdo a la información de Enzo Olivera. "El Marsella era uno de los equipos que estaba interesado en Alexis Sánchez, pedido por Sampaoli. Antes, quiso fichar a Arturo Vidal", sentencia el periodista que ha seguido al dedillo toda la evolución de un mercado de pases clave para el futuro de los dos chilenos.

Vidal tuvo que pasar de largo. Actualmente negocia con Flamengo y Boca Juniors para apostar por la Copa Libertadores, tuvo un sondeo del Inter Miami y parece haber dejado en el camino las opciones europeas, como en su minuto se mencionó, específicamente en el Marsella y en Galatasaray.

Lo de Alexis es más o menos similar. Inter pretende ahorrarse su sueldo y que salga del equipo, pero el Niño Maravilla no quiere resignar en lo monetario y ya rechazó acercamientos más modestos, como el Villarreal de España. Aparentemente el Marsella tampoco copó las expectativas del delantero de 33 años.