Si se habla de máximas figuras en la historia del balompié nacional, sin duda Arturo Vidal se encuentra dentro de los mejores. El mediocampista del Inter de Milán es uno de los referentes de la selección chilena y el futbolista criollo más ganador en la historia, pero eso de ser campeón lo tenía en la sangre desde pequeño.

Vidal se formó y debutó en su amado Colo Colo bajo la tutela de Claudio Borghi, en donde rápidamente con su aguerrido juego se ganó un puesto como titular. Pero no específicamente en la mitad de cancha, lugar donde ha realizado casi toda su carrera, sino que compartía la zona defensiva con Miguel Riffo

Justamente el ex defensor colocolino reveló en el programa Memoriabiblia de TNT Sports una sorpresiva anécdota con el King, que deja demostrado que desde siempre quiso ser un rey dentro de la cancha.

"Cuando él sube al primer equipo, recuerdo que era muy chico y llevaba un par de partidos. Se plantaba al medio del camarín y decía. 'Oye Riffo, ¿Aquí quién es el patrón? Yo voy a ser el patrón ahora'", aseguró en primera instancia.

"Tenía 18 años y ya decía que iba a ser el patrón de Colo Colo y la Roja. Y efectivamente lo que él decía se hizo realidad, hoy en día es el mejor patrón de la selección", sentenció Miguel Riffo.

El bicampeón de América con la Roja es uno de los máximos referentes de la Generación Dorada y leyenda nacional en el fútbol mundial, ya que ha conseguido 22 títulos en su extensa carrera. Todo comenzó en Colo Colo, para luego alzar su nombre en Bayer Leverkusen (no logró trofeos), Juventus, Bayern Múnich, Barcelona y ahora Inter.

 

Lamentablemente, Arturo Vidal no podrá ser el patrón de la selección chilena para la crucial fecha doble por eliminatorias que tiene la selección chilena ante Argentina y Bolivia, que definirá las aspiraciones de clasificar al Mundial de Qatar 2022.