La Liga de España llegó a su fin, con Real Madrid campeón, y tras ello en Barcelona decidieron darle vacaciones a sus jugadores, lo que está aprovechando con todo Arturo Vidal.

El King se fue con sus hijos y su novia, la colombiana Sonia Isaza, a relajarse a la playa, según el propio volante del equipo culé compartió en su cuenta de Instagram.

Vidal y sus compañeros se toman un respiro antes de finalizar la temporada, porque aún falta un plato bastante importante: la fase final de la Champions League.

Barcelona tiene que jugar la revancha de los octavos de final ante Napoli, partido en el cual no podrá estar el chileno, porque fue expulsado en la ida, que terminó 1-1.

Arturo Vidal se toma un respiro en la playa, luego de unas semanas complicadas en el equipo catalán.