Universidad Católica está complicada con la localía, debido a la remodelación a la que se somete a San Carlos de Apoquindo. En un principio se llegó a acuerdo con Unión Española para jugar en el estadio Santa Laura, pero el deplorable estado del campo de juego hizo que el club buscara otra alternativa.

Esto debido a que Ariel Holan le da mucho énfasis al buen trato de pelota, lo que en una cancha en mal estado se hace imposible. Por lo mismo es que en la UC miraron hacia regiones y tienen en mente viajar hasta Concepción para enfrentar este fin de semana a Curicó.

"Informamos que por razones de fuerza mayor y considerando el estado de la cancha del Estadio Santa Laura, Cruzados se encuentra realizando las gestiones para que el partido ante Curicó Unido, válido por la Fecha 2 del torneo chileno, de este sábado 28 de enero, a las 20:30 horas, se dispute en el estadio Ester Roa Rebolledo de Concepción", indica Cruzados en un comunicado emitido en sus redes sociales.

Un tema que complica a la hinchada de la Franja, debido a que no es sencillo desplazarse casi mil kilómetros entre el viaje de ida y el regreso. Por lo mismo, es que en la UC aseguran que han pensado en los abonados en esta determinación.

"Comunicamos a nuestros abonados 2023 que, en caso de concretarse el cambio, quienes quieran podrán hacer uso del abono en este partido y los que no lo hagan, el lunes 30 de enero, recibirían un mail informativo sobre las alternativas de reembolso del valor proporcional respectivo", agregan.

Finalizan la información agradeciendo "a las autoridades regionales y a la Municipalidad de Concepción por la receptividad para acoger este partido y nos mantenemos a la espera de la confirmación oficial del cambio".

Un tema que la ANFP debe resolver a la brevedad, pues según los estatutos del torneo 2023 el directorio tiene la facultad para hacer jugar a la UC en el estadio que designen.

"Los equipos que por cualquier causa no dispusieren de ninguno de los estadios inscritos para disputar un partido de local, lo harán en aquel que el Directorio de la ANFP les designe o en aquel que se autorice de forma excepcional por la Delegación Presidencial Regional, previa aprobación del Directorio, sin derecho a reclamo o impugnación, debiendo el correspondiente club asumir todos los costos que implique el uso y la operación de tal estadio, así como los gastos extras en que incurra el club visitante", indican las bases.

Además se establece que esto puede darse si "faltando cinco días para la realización del partido, el club no haya definido el estadio en el que ejercerá su localía", lo que ocurre en este caso.